Triste trofeo

Disco: El arte de saltar / Letra y música: Juan Gómez Canca

Divino, pero malvado,
eterno, pero finito,
hermoso, pero maldito,
el dios que el hombre ha creado.
La deidad que compra el dado,
compra el azar, y la vida,
para que en toda partida
la banca siempre nos gane,
y no hay cristo que profane
su autoridad desmedida.

Eres puro atrezo,
triste trofeo,
yo me vuelvo ateo,
dinero, ya no te rezo.

Por ti doblan las campanas,
por ti cantan las cigarras,
por ti callan las guitarras
y se pelean las hermanas.

Por ti todas las mañanas
suenan los despertadores
y sueñan los soñadores
y te echaron de tu casa
y la justicia fracasa
y lloran los ruiseñores.

Eres puro atrezo,
triste trofeo,
yo me vuelvo ateo,
dinero, ya no te rezo.

Al rico le da diamantes,
al necio le da respeto,
le da autoridad al paleto,
poder a los ignorantes.

Lo mismo ahora que antes,
asusta que reconforta,
pero la masa sin torta
no vale nada y no cuenta.
No puedes poner en venta
lo que de verdad importa.

Eres puro atrezo,
triste trofeo,
yo me vuelvo ateo,
dinero, ya no te rezo.